Como todos los sitios web, usamos cookies. Si continúas navegando aceptas la política de privacidad.

Estamos en un Nuevo Contexto de Aprendizaje

Hablemos de Aprendizaje

Grandes personajes de la historia siempre han hecho referencia en sus célebres citas, al papel que la disciplina del aprendizaje ha tenido en sus logros, y hoy más que nunca, somos sensibles al profundo paradigma que hoy supone el Aprendizaje en el ámbito profesional de cualquier sector, persona o rol; estamos frente a una revolución pedagógica incuestionable, caracterizada por conceptos que, unidos de forma inteligente, suponen un auténtico salto cuántico en la forma de aprender.

Ahora bien… ¿por qué ahora más que nunca?

Cambio y Velocidad. Sabemos que estos conceptos empiezan a estar manidos, o al menos excesivamente presente a nuestros oídos, si bien son las razones fundamentales que afloran la necesidad de aprendizaje. Nuestra exposición a una ingente cantidad de cambios (no
solamente tecnológicos), y que suceden a una velocidad creciente, hacen que cualquiera de nosotros como profesional deba incorporar-diferenciar- ajustar, nuevos conocimientos, habilidades y actitudes.

¿Cómo es el Nuevo Contexto de Aprendizaje?

6 características, absolutamente interrelacionadas y que vienen para quedarse:

  • Lifelong: El aprendizaje como constante, como ejercicio continuo y más allá de la edad, el ciclo profesional del individuo o la madurez de un sector o negocio. No necesitas aprender para trabajar, sino que el aprendizaje forma parte de tu trabajo.
  • Social: Nunca antes hemos estado tan predispuestos a aprender de los demás, a través de la observación, la imitación, la conversación, el acompañamiento o la participación; lo particular de todas estas acciones es que no podemos hacerlas sin interactuar con otros. Esta es la esencia del aprendizaje social.
  • Multicanal: Poder acceder a múltiples recursos, fuentes o impactos de aprendizaje desde diferentes dispositivos –smartphone, tablet, portátil, ebook– y formatos -texto, video, infografías, audio.
  • JIT: Aprendizaje “Just-In- Time”, que llega al profesional cuando este lo necesita y en la cantidad / profundidad necesaria para responder a retos, dilemas o problemas específicos, convirtiendo al aprendizaje en verdadera herramienta de mejora continua profesional.
  • Micro: Especialmente referido a la brevedad de los recursos de aprendizaje (¿15 minutos como referencia?), y además, por centrarse en un solo tema/contenido/habilidad.
  • Self: Que el profesional se erija como auténtico decisor y protagonista a la hora de impulsar su propio aprendizaje y desarrollo y, especialmente, responsable de aprovechar los recursos de aprendizaje y su transferencia al puesto de trabajo.

¿Y esto qué supone para las organizaciones?

Sin duda alguna, las compañías que acepten todo lo anterior, y quieran verdaderamente aprovecharlo, deben ser capaces de crear y desarrollar una auténtica Cultura de Aprendizaje, entendida esta como una mentalidad diferente respecto a cuándo y cómo se aprende y,
especialmente, quienes son los protagonistas estrella a la hora de elegir, decidir e impulsar dicho aprendizaje.

Como colofón, y aunque he dudado entre varias frases míticas del aprendizaje escritas por Platón, Einstein o Toffler, quiero concluir con la que últimamente más me ha estimulado a seguir realizando un llamamiento hacia el Aprendizaje como constante: “A veces se gana, a veces se pierde, pero siempre se aprende”; sinceramente, no tengo muy claro quien la ha escrito o donde la leí por última vez, pero sí su efecto como auténtico disparador para aprovechar, como aprendizaje, todos los recursos y oportunidades que surjan a mi alrededor.

Autor: